Los preparativos


Martes 11 de marzo de 2008:

Con 2 días de retraso hoy ha tocado la prueba en terreno real. Hemos montado de nuevo las alforjas cargadas de aproximadamente 6 kg, y nos hemos echado al campo... Estupenda ruta, casi 40 Kms la mayoría de ellos por pista.
Tanto el transportín, como las alforjas de ambos se han portado, no se han movido ni un milímetro... ya estamos deseando que llegue el próximo día 20 para hacer la gran prueba de fuego: una ruta de tres días.
Tengo un nudo en el estomago, el tiempo vuela y esto se acerca, nuestro camino se acerca. He elegido la foto que veis, porque es igual a la portada de la guía que está haciendo el amigo Tomás de bicigrino.com, uno de los bicigrinos más activos que conozco y porque da a entender que se acabaron las pruebas, el momento ha llegado

Os dejo unos videos



Domingo 2 de marzo de 2008:


Le hemos dado muchas vuelta, pero el viernes, al fin, compramos las alforjas de Marga. Dudamos sobre la capacidad pero como las de 20L las veíamos muy grandes, hemos comprado unas de 15 L en cada lado.
Lo primero ha sido hacer de nuevo todo el equipaje y viva!! viva!!, cabe todo perfectamente, incluso hemos pasado ropa que iba a llevar Rubén a estas alforjas, y posiblemente o el saco o los zapatos vayan dentro, y no fuera como pensábamos al principio.
Como estábamos emocionados, hemos vuelto a montar el transportín de Marga, pero.... ¿como iba esto?? Hemos tardado una hora en montarlo, así que le hemos hecho fotos al detalle para que la próxima vez no tengamos esos problemas.
Montamos las alforjas y ala!, a la calle. Sólo hemos podido dar una pequeña vuelta por carretera, pero muy buena la primera impresión... Próxima estación: pruebas de alforjas en terreno real (pistas de tierras bacheadas).

Algunos vídeos:
http://es.youtube.com/watch?v=_iMnr-tzd_Y
http://es.youtube.com/watch?v=Rn4UhAasKzw&feature=user



Viernes 22 de febrero de 2008:

Hoy hemos dado un paso importante. Hemos podido probar el transportín de Rubén después de unas semanas muy ajetreadas. Ayer estuvimos buscando las alforjas, pero dudábamos muchísimo, no teníamos muy claro cuál se acoplarían bien a este transportín, por lo que salimos algo decepcionados de las tiendas, con la compra de un simple pulpo, ¡¡¡algo es algo!!!

Así que hoy después de comer, montamos el transportín y pensamos: "¿por qué no le metemos algo de peso aunque sea una mochila llena de toallas? Cogemos el pulpo y..... sorpresa!!!! La mochila queda perfectamente acomplada, muy sujeta, con un solo pulpo!!!

Una vez equipados con nuestra "alforja casera" hemos salido una horita a dar una vuelta por los alrededores de casa, cogiendo zonas de baches, bajadas y caminos.... y la mochila no se ha movido ni un pelo. Rubén se ha dedicado a subir a todas las aceras que encontraba para saltar los bordillo, y la mochila sin moverse....

Ante esto hemos sacado varias conclusiones: Que la alforja superior no tiene que ser necesariamente una "alforja". Puede valer algo similar a una mochila. Pero eso sí, habría que hacer algunos apaños caseros, como ponerle velcros para firjar la mochila al transportín, y que no solo dependa de los pulpos. Nosotros hemos utilizado hoy sólo uno, pero creemos que sería mucho más apropiado poner otro más.

Os dejo aquí un vídeo de cuando montamos el transportín...




video


Domingo 17 de febrero de 2008:

Aprovechando este domingo lluvioso, y que no podíamos salir a probar el transportín nuevo de Rubén, hemos hecho las maletas... bueno, las alforjas.

Lo primero era calcular los pesos y volúmenes, pues estos dos factores serán dos de nuestros limitantes para este viaje. Siguiendo la lista de equipaje que previamente habíamos hecho, hemos cogido el peso de la cocina, pues es el de mayor precisión en gramajes, y hemos estado pensado todo lo que nos vamos a llevar, pero absolutamente todo... hasta la tableta de Aspirinas!!! y agrupándolo en bolsa, para así calcular su volumen.

Al no tener aún las alforjas, hemos cogido una mochila que se aproxima a la capacidad de aquellas, y hemos estado repartiendo las cosas en tres tandas, y es que tenemos el límite de 3 alforjas, la superior de Rubén y las dos laterales de Marga.

Hemos llegado a varias conclusiones. La primera es que el peso no será problema, pues nos proposimos un máximo de 18 kg entre los dos (6 kg Rubén y 12 Marga), y resulta que Rubén apenas sobrepasará los 5 kg y Marga algo más de 6 kg. En total, llevaremos exactamente 11.400 gramos, además de lo que llevemos en los dos camelback y una pequeña alforja de manillar.

El volumen es otra historia. Casi hemos llenado las tres "alforjas", no a tope pero sí en un 85% de su capacidad, por lo que tenemos claro que tendremos que comprar unas alforjas con la misma capacidad que la mochila empleada para este experimento.... tampoco es plan de ir 100x100 apurados de espacio.... pero no por tener más espacio vamos a llenarnos de cosas innecesarias, pues como hemos leído "el por si acaso" pesa un huevo.

Miércoles 13 de febrero de 2008:

Ya tenemos el transportín para la bici doble de Rubén!!!. Ha costado ehhh, no por el dinero, sino porque lo hemos pensado y repensado. Al final hemos optado por una de gama alta (Topeak). Nos han aconsejado esta pues al cargar todo el peso en la tija, es recomendable una buena para no tener problemas.

Ahora el siguiente paso: las alforjas. En primer lugar compraremos la de Rubén, que es el que tiene más límite de peso y volumen. Una vez cargada su alforja, veremos qué es lo que resta del equipaje, y en función de eso, compraremos mis alforjas, las tradicionales...
En fin, seguimos con nuestros preparativos, que va quedando menos.... y cada vez con más ilusión!!!.

Ultreia Peregrino!!!


Domingo, 10 de febrero de 2008:

Ya llevamos varios meses haciendo los preparativos, lo veiamos muy lejos, pero el momento se acerca cada vez más deprisa.

Hasta ahora nos hemos dedicado a leer información para planificar las etapas. Tenemos una idea de éstas, pero es sólo una referencia, no tenemos prisas, queremos disfrutar del camino.

Ya hemos comprado el transpotín de Marga y lo hemos probado...en principio parece muy muy estable, ya veremos cuando le metamos peso.

También hemos hecho una lista de lo que nos queremos llevar. Para hacerla nos ha ayudado mucho la página web http://www.bicigrino.com/.

Los siguientes pasos serán... mi transportín. Buf!!, para una doble, a ver que decidimos, y pesar el equipaje, calculando también su volumen para comprar las alforjas...

Ultreia Peregrino

Cómo llegamos a esto

No recuerdo cuando fue el día que decidí que haríamos el Camino de Santiago, no lo recuerdo. Recuerdo que anteriormente había escuchado con admiración y cierta envidia los relatos de varias compañeros del Club Deportivo Hispabiker que lo habían hecho, recuerdo aquella noche como entre cerveza y cerveza, dos amigos se llegaron a animar tanto que acabaron haciendo el Camino. Recuerdo como Marga escuchaba sus historias, con los ojos vidriosos y la boca entreabierta, y así, hasta que un día bajando juntos al trabajo, me dijo, "quiero hacer el Camino de Santiago". Mi primer pensamiento fue claro, estás loca!, pero como pensaba que era un capricho pasajero, preferí no discutir y simplemente decir…ya veremos. Pero esta locura lejos de desaparecer iba incrementándose, día si y día no, me enseñaba páginas, Bloggs y fotos de Internet, y yo no encontraba el momento para decirle lo que pensaba realmente ..seguía pensando ya se le pasará!. Así, hasta que fui leyendo los diarios de los que ya lo habían hecho, y como tantas veces he hecho, con los libros de aventura que tanto me gusta leer, me metí en el personaje. De repente, estaba en Roncesvalle, en la Rioja, cruzando Castilla, subiendo a los montes gallegos y como no, entrando en la plaza del Obradoiro. No recuerdo cuando fue, pero ese día miré a Marga y le dije, quiero hacer el Camino de Santiago!, ella simplemente me sonrió… no sé si porque no entendía a que venía eso ahora, o porque lo había intuido todo desde el principio, y en ese momento ella estaba pensando... sabía que lo convencería. Rubén